Moler café es una acción brusca. En unos pocos segundos los granos de café pasan a molerse en pequeñas partículas. Y este proceso, es probablemente el más importante para preservar la calidad del tueste. Incluso es más importante que el filtrado o la extracción del café, ya que si tu molinillo no trabaja adecuadamente, no podrás adquirir el punto de molido adecuado para tu café.

Características del molido que influyen en tu café

Temperatura

El resultado final de tu café dependerá de la temperatura final después de la molienda. Sí, así es, a medida que el café se está moliendo, aumenta el calor del grano y cuanto más calor recibe, más afectará negativamente a tu café. Cuanto más café mueles al mismo tiempo, más se van calentando las fresas que muelen el café y en consecuencia también queman el café que va moliendo. Si habitualmente sueles moler un solo café, es probable que no tengas ningún problema, pero si mueles más de un café en poco tiempo es recomendable que cuentes con un molinillo de calidad o profesional. Algunos molinillos cuentan con fresas cerámicas para retrasar el aumento de temperatura.

Energía estática

La energía estática está en todos lados, no solo se limita en tu jersey de lana, también acecha a tu café. Se forma al moler café y luego se fuerza por la velocidad centrífuga y la gravedad a caer dentro de un recipiente. Los factores principales que hacen generar energía estática es la  velocidad de las fresas, la forma del molinillo a la hora de salir el café, la humedad, la temperatura y el propio grano de café. Demasiados factores para controlar… aunque los molinillos de calidad o profesional, están especialmente diseñados para prevenir este tipo de problemas. Como norma general, los molinillos que generan más carga estática y más calor al café son los molinillos de alta velocidad. Así que dependiendo del entorno donde vivas, si hay mucha humedad, será mejor tener un molinillo de baja velocidad.

El punto de molido

Como comentamos en, ¿Por qué es tan importante el punto de molido en tu café?, el punto de molido es fundamental para el método de preparación de tu café, desde un punto fino para espresso hasta un café para french-press. Y en este caso el molido debe ser uniforme, las partículas de la molienda deben ser iguales para una correcta filtración o extracción de tu café. Si después de moler tu café notas que las partículas no son uniformes, el resultado no será el óptimo.

Conclusión

El molido de tu café es fundamental, cuando se realiza la molienda de los granos, hay que tener en cuenta características como la temperatura, la electricidad estática y la uniformidad en el punto de molido. Solo con un buen molinillo podrás controlar estas características para obtener tu punto de molido adecuado para tu café.

Photo by Coffee Geek on Unsplash